Madrid 3 Febrero 2021. Coincidiendo con la presentación del estudio realizado por Amigos de la Tierra y la asociación Justicia Alimentaria #PlastívorosLa verdad sobre el ingrediente más tóxico de nuestra alimentación”, parte del equipo de la Fundación Best World, liderado por Rive Díaz Bernal, https://www.rivediazbernal.com elaboramos un mural de 12×12 metros frente al Museo Reina Sofía de Madrid para denunciar «la preocupante presencia de microplásticos en nuestras tierras de cultivo y su consecuente impacto en nuestra alimentación, salud y ecosistemas». El mural fue realizado con plásticos reutilizados de campos de cultivo.

Según un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza “cada semana ingerimos el equivalente a una tarjeta de crédito”, y muchos pensarán, “ni tan mal…si se reciclara en forma de saldo…”. Malas noticias, lo hace, pero para dejar en números rojos nuestra salud.

Rive Díaz Bernal Fundación Best World Madrid

Rive Díaz Bernal – Fundación Best World

Hace unos meses acompañando a la presentación de nuestro programa http://cleanthesea.org, alertábamos en “Testimonio del Mediterráneo” de la terrible paradoja, ya que, “Mientras el 16 de noviembre de 2010, en la UNESCO la dieta mediterránea se declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, los atunes, peces espada, las tortugas, la foca monje, incluso aves marinas, ostras y mejillones …. ingieren plásticos que inevitablemente les conducen a la muerte.

La llamada ahora, la hacemos desde tierra, y es que quizá los microplásticos terrestres están pasando más desapercibidos, y ya, los suelos agrícolas, almacenan al menos cantidades similares a las de las cuencas oceánicas.

Un origen «importante» de los residuos plásticos son los envases y artículos de usar y tirar, que cuando llegan al medioambiente se degradan y desintegran en pequeñas partículas, los microplásticos.

Según el estudio #plastívoros además, los microplásticos se utilizan «intencionadamente» en productos tan variados como fertilizantes, fitosanitarios, cosméticos, detergentes, productos de limpieza y pinturas», entre otros, y la cifra es escalofriante: en España se emplean «más de 220.000 toneladas anuales de plásticos en la actividad agrícola y ganadera«, al ser «el segundo país del mundo -sólo superado por China- en superficie agrícola dedicada a la producción hortofrutícola en invernadero permanente».

Desde la Fundación Best World promovemos programas para impulsar la agricultura sostenible con el fin de mitigar al máximo el efecto que tienen los pesticidas, como el glisofato, tanto en los suelos como en el medio ambiente, incluyendo el efecto desestabilizador y en muchas ocasiones letal.

Y hablando de métodos de pago…, ¿Apostamos mejor por un “bizum sostenible” hacia nuestro ecosistema…???

Belén Municio